Receta de tartiflette, ¡fácil y riquísima!

Receta de tartiflette, ¡fácil y riquísima!

Ahora que viene el fresquito os voy a recomendar que hagáis esta receta de tartiflette que probamos en Bélgica, es de esos platos fáciles pero que te cargan bien las pilas, así que para un día de frío viene perfecto.

La verdad es que yo pensaba que era una receta belga porque la encontramos en casi todos los sitios que fuimos en Bélgica y después de buscar info en internet no me queda muy claro si es francesa o belga, parece que la información apunta más a Francia, pero hemos viajado bastante por los dos países y en Francia no la hemos comido y en Bélgica prácticamente la tenían en todos los restaurantes, pero bueno, lo que importa es que está buenísima y si la puedes comer en tu casa cualquier día mejor que mejor.

La receta de tartiflette es bastante sencilla, quizá lo más difícil es encontrar un queso belga de los ricos ricos para hacer el gratinado, pero si no lo consigues puedes utilizar queso loncheado que venden para raclette en prácticamente todos los supermercados y utilizarlo con un resultado similar.

INGREDIENTES (4 personas):

  • 1 kg. de patatas
  • 200 g. de panceta o bacon ahumado
  • 1 cebolla (que sea hermosa)
  • 200 g. de nata (se puede hacer con nata ligera, pero el resultado no será tan rico)
  • 250 g. de queso belga* “Plateau” (también vale el tipo reblochón o similar o queso para raclette)
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

* Nosotros probamos hacerlo con el queso Maredsous y Orval que nos trajimos de allí, aquí no he conseguido encontrar esos quesos, si alguien lo consigue y me dice dónde se lo agradeceré eternamente 😛

Receta de tartiflette, pasos a seguir:

  1. Pela las patatas y cortalas en rodajas no muy finas. También puedes dejarles la piel si te gusta.
  2. Pon las patatas a hervir en abundante agua unos 10 minutos aproximadamente. Vigílalas, tienen que quedar cocidas pero no en exceso porque sino se te acabarán deshaciendo. Cuando estén cocidas escúrrelas y reserva.
  3. Cortamos la cebolla en juliana y la pochamos con aceite en una sartén.
  4. Cuando esté casi pochada retiramos el aceite sobrante y añadimos el bacon que habremos cortado a trozos de 1cm. aprox. y lo salteamos todo junto.
  5. Cogemos una fuente apta para horno, ponemos una capa de patatas (con un poco de sal y pimienta), una de bacon y cebolla, otra de patatas(con un poco de sal y pimienta) y otra de bacon y cebolla (las patatas no las peguéis mucho para que caiga nata entre ellas).
  6. Echamos la nata para que caiga entre los recovecos y colocamos encima el queso en rodajas finas.
  7. Precalentamos el horno a 180-200º y lo metemos hasta que el queso se derrita, unos 20 minutos, no dejes que se tueste el queso porque sino pierde un poco la gracia a la hora de comer.

Una vez hecho esto… ¡listo! a comer bien caliente, acompáñalo de una deliciosa cerveza belga y… ¡a disfrutar!

 

Noelia

Noelia

Desde hace unos meses mamá a tiempo completo :) Apasionada por mi familia y por recorrer el mundo junto a ellos, siempre estamos preparando el siguiente viaje... ¿Nos acompañas?

LEAVE A COMMENT